Redonda... y de Ricota

Todo sobre la mejor banda que la música pudo dar... La leyenda ricotera. Por supuesto, un lugar también para otras bandas, y todo el rocanrol que pase por tus manos...

martes, 23 de octubre de 2007

De Gimnasia no se hace, se nace


Un niño estaba mirando un partido de Est#@!¡@# contra Velez junto a su padre,
cuando el niño le pregunta:

-Papá, ¿por qué en la tele dice que Est#@!¡@# es local, si estan jugando en la cancha de Velez?

-No hijo, esa no es la cancha de Velez

-Ah pero la nuestra tampoco es no?

-No hijo, esa es la cancha de Gimnasia

-¿Y por qué jugamos en la cancha de Gimnasia?

-Porque ellos nos las prestan, porque en la nuestra no se puede jugar más

-Y ¿por qué?

-Porque es de madera y es muy viejita,los tablones estan podridos,y tiene tribunas muy chicas, se puede venir abajo...

-Ahh, ¿y la de gimnasia no es de madera??

-No, no hijo, la de gimnasia es una cancha de cemento con capacidad para 35mil personas.

-Ah, pero de que les sirve tener esa cancha si no nos ganan nunca.

-No hijo, sí nos ganan, de hecho hace 10 años que no les ganamos en su cancha

-Tanto pa?

-Si hijo...pero tené en cuenta que la ultima vez que ganamos acá fue 3 a 0

-3 a 0?? que bien!!

-Si, fue la temporada en la que regresamos de la b

-¿Cómo? ¿cuándo estuvimos en la b?

-En el 94 hijo, vos tenias 2 años.

-O sea que yo lo vi a Est#@!¡@# en la b?

-Si hijo...

-Uhh,pero no importa seguro que a Gimnasia también lo ví en la b no pa?

-No hijo, Gimnasia está en primera desde el 84´.

-Uhh tanto pa?

-si hijo...le ganaron la final a Racing y ascendieron.

-Pero pa, no importa porque ellos perdieron el torneo del 95´ no?

-si hijo el mismo año que estabamos en la b nosotros.

-Ah que mal, pero ese año hicimos la marcha de la risa no pa??

-Mmmmm, no hijo en realidad no se hizo nada...

-Por que pa??

-No sé, creo que la gente no se animó

-¿Pero no era que Gimnasia habia hecho una marcha antes?

-Si hijo, caundo descendimos la gente de Gimnasia hizo la marcha del silencio.

-Y como fue?

-Y...muchos hinchas de Gimnasia caminaron por toda la ciudad en silencio

-Uhh que mal pa, pero igual nosotros fuimos campeones del mundo no pa?

-Si hijo, fuimos campeones, y pinchamos a todos los rivales con alfileres.

-Cómo? no entiendo

-Si hijo, los jugadores de Est#@!¡@# pinchaban a los rivales con alfileres para sacar ventaja,

asi salimos campeon 3 veces de la libertadores y una vez del mundo

-Pero eso no se hace pa

-Ya se, pero a la gente del puto no le importa hijo

-Bueno por lo menos ganamos algo no pa? Gimnasia no gano nada

-No es tan asi hijo...

-Por que pa?

-Porque ellos ganaron el torneo de 1929 y la Copa Centenario

-Ah entonces si salieron campeones pa

-si hijo pero la A.F.A no los cuenta como torneos oficiales

-Por qué pa?

-No se hijo, nadie lo sabe...

-Que fue la Copa Centenario?

-Fue un torneo que gano gimnasia

-Y nosotros jugamos en ese torneo?

-Si, nos elimino Gimnasia, y despues le gano a River la final

-Ah, pero entonces Gimnasia si dio la vuelta

-Si hijo

-Pero no importa pa, porque nosotros los tenemos de hijos

-si hijo, pero no es tan asi...

-por que pa?

-Porque hay tres clasicos que gano Gimnasia que no se cuentan en las estadisticas

-Por que pa??

-No se hijo, nadie sabe, pero nos conviene

-Y esos partidos los perdimos por goleada?

-No hijo, perdimos dos, y el de 1989 lo perdimos por penales

-Por penales?

-Si hijo, el dia que Moriconi nos atajo todos los penales...

-Uhh que mal...ese moriconi es el de los papelitos?

-No hijo, ese es Gregorutti

-Que paso con ese pa?

-Nada hijo, en un clasico nos confundimos a gregorutti con nuestros

jugadores y tiramos todos los papelitos...

-Uh jeje que mal..

-Si pero peor fue la de las bombas de dia

-Como fue eso pa??

-Tiramos fuegos artificiales pero no se vieron porque era de dia...

-Uhh pa no se dieron cuenta??

-No hijo.

-Entonces no los tenemos de hijos??

-No,en realidad no.

-¿Pero el primer clasico de la historia lo ganamos nosotros no?

-No, el primer clasico lo ganaron ellos con gol en contra de Pastor.

-Ahh, pero ellos nunca jugaron la libertadores.

-No hijo, si la jugaron en el 2003.

-Como? yo no me entere, y como le fue?

-Mal, quedaron afuera en primera ronda.

-Perdieron todos los partidos?

-No en realidad perdieron uno solo, uno ganaron 5 a 1 a alianza y empataron los restantes

-Ah, no les fue tan mal

-No tan mal no les fue

-Y Est#@!¡@# cuando jugo la copa libertadores?

-En la decada del 60

-Uhhhh hace un monton pa....y yo no lo vi jugar la copa??

-No hijo, vos no habias nacido

-Y por que gimnasia jugo la libertadores cuando yo ya habia nacido?

-Porque hizo buenas campañas en los 90 y 2000

-Que campañas pa?

-Fueron subcampeones como 4 veces

-Ah que bien pa, y nosotros?

-No nosotros no, hace 15 años que venimos jugando mediocremente

-Pero no importa pa, porque nosotros somos el 53% y copamos todas las canchas no?

-Si hijo, eso si

-Claro pa, nosotros tenemos el dia del hincha, quiero que me lleves este año pa

-No hijo, el dia del hincha lo festeja gimnasia, nosotros no tenemos nada.

-Gimnasia?? como? yo pense que Est#@!¡@# tenia el dia del hincha...y que hacen ese dia?

-No se bien, ese dia se reunen todos en la cancha de ellos a festejar el ser hinchas de gimnasia

-Uh pa, eso si que es pasion no? por qué no hacemos eso nosotros tambien?

-Porque no hijo, la gente no iría...

-Pero nosotros llevamos 3mil personas a Rosario en el 2004 no?

-Si hijo, cuando ibamos primeros...

-Y Gimnasia nunca llevo esa gente a Rosario no pa?

-En realidad Gimnasia llevo a Rosario 15mil personas en el 95´

-Uhhh cuantas!!

-Che pa,pero no importa, no fue nuestra hinchada la que copó las dos bandejas de la Boca?

-No hijo esa fue la gente de Gimnasia, el dia que pelaron la bandera grande

-La bandera grande?

-Si hijo, la unica hinchada que llevo la bandera grande a la boca en la epoca del Abuelo

fue la hinchada de gimnasia con el Loco Fierro.

-Y esos quienes son?

-El Abuelo fue el jefe de la hinchada de boca por mucho tiempo, y el Loco Fierro fue uno de los

barras bravas mas importantes de la historia, era el lider de La22

-Si pa? que hizo de impotante?

-Muchas cosas hijo, por ejemplo le saco una bandera a la hinchada de Est#@!¡@# el solo

-Uhh, que aguante no?

-Si hijo, ademas cuando murió, la hinchada de Est#@!¡@# le hizo una bandera que decia "te queriamos por tu aguante"

o algo asi.

-Mira vos, y nosotros que hincha asi tuvimos?

-No ninguno hijo

-No? y un tal negro Jose Luis no era de Est#@!¡@#?

-No hijo, ese era de Gimnasia tambien, a ese los redondos le dedicaron la bestia pop

-Lo redondos? si los redondos son de Est#@!¡@#

-No hijo, son de gimnasia

-Ahhh, y que hincha famoso tenemos nosotros pa?

-Osvaldo Prinsipi y Federico de Elia

-Famosos te digo pa...

-Esos son famosos.

-Ahh no los conosco...y Favaloro no era de Est#@!¡@#?

-Nooo, era de gimnasia.

En ese momento Enria covirte un gol para Velez y termina el partido 1 a 0

-Uuuhh!! perdimos pa.......quien es ese rubio?

-Ese es Enria hijo

-Ese jugaba en gimnasia?

-Si fue el que nos hizo dos goes cuando perdimos 4 a 1, que estabamos por ser campeones

-Uhhh pa que mal....ese nos vacuna siempre no?

-Si

Luego los dos quedan un rato en silencio cuando el niño dice:

-Che, pa, me parece que me voy a hacer de Gimnasia porque no quiero ser de un equipo con una

hinchadita boluda, sin cancha y con títulos ganados con trampas, perfiero ser de gimnasia,

ya que creo que tene una mejor hinchada y los títulos que tiene los ganó con honor.

-No podes hijo...

-Por qué pa?

-Porque de Gimnasia se nace, no se hace

domingo, 21 de octubre de 2007

Kung Fu Fighting



¿Qué es el Kung Fú?

(Cortesia de Taiwan Kuo Shu Federation)

Se ha planteado la cuestión siguiente: si "kung fu chino" es un término que se ha introducido tanto en el vocabulario español como en el chino en fecha relativamente reciente, ¿qué motivo hay para empezar una exposición sobre el kung fu chino remontándose hasta la historia antigua de China? Lo cierto, no obstante, es que el "kung fu chino" actual se basa en una combinación de artes marciales, técnicas, sistemas de entrenamiento y métodos para conservar la salud que los chinos han practicado ininterrumpidamente desde la antigüedad hasta nuestros días. Los chinos se suelen referir a todo este conjunto como sus "artes marciales nacionales".


Según las estadísticas, existen más de 100 variedades tan solo de boxeo chino. Entre nueve clases diferentes de armas largas y otras nueve de armas cortas: cuchillos, lanzas, espadas, mazas, etc. En conjunto constituyen los denominados "Dieciocho Tipos de Artes Marciales". Cada estilo de boxeo y de manejo de las armas cuenta con secuencias y movimientos especiales propios basados en profundas y completas teorías y técnicas. En deportes como el atletismo, deportes de balón, alterofilia o boxeo, un deportista, por lo general, tiene que abandonar la competición activa a una edad que se sitúa alrededor de los 30 años debido a la disminución de la fuerza física. Es frecuente que contraiga lesiones que suelen pasar inadvertidas y que afectarán a su salud durante la madurez y la vejez, debido al abuso del ejercicio durante la juventud. En el Kung fu chino, en cambio, se distingue entre kung fu "exterior" e "interior". Se dice que "en el kung fu exterior se ejercitan los tendones, los huesos y la piel. En el kung fu interior se entrenan el espíritu, el chi y la mente". Aparte de los ejercicios que se practican para lograr fortaleza física y ligereza de miembros, existe también una forma de entrenamiento interior cuyo fin es coordinas cuerpo y mente, fortalecer los órganos internos y mejorar la circulación del chi o flujo de energía vital. Pasando del movimiento al reposo, de la firmeza a la madurez, cuanto más viejo se va uno haciendo, más devoto del kung fu se vuelve. Y cuanto mayores son los progresos que se realizan en el kung fu, más fácil resulta mantener un buen estado de salud y vivir una vida larga y activa.



El "kung fu chino", al igual que los caracteres chinos, puede poseer rasgos pictográficos. En el estilo Shaolin de kung fu, por ejemplo, existen estilos de boxeo de dragón, tigre, pantera, serpiente y grulla. El gran médico Hua To, de la dinastía Han oriental (25-220), creó un estilo de artes marciales inspirado en la forma en que se relacionan mutuamente el tigre, el ciervo, el mono, el oso, y los pájaros. Estos estilos imitan las características especiales, así como las técnicas de defensa y ataque de diversos animales, transformándolas en movimientos de boxeo. Existen también "registros" de boxeo que sirven para describir, por ejemplo, el manejo de las armas y del equipo. Estos registros, que emplean conjuros rimados, con un ritmo y una melodía, han entrado a formar parte de la cultura moderna en forma de arte escénica.

Existe una inagotable variedad de estilos de "kung fu chino"; pero se pueden dividir de modo muy general en estilo del norte y estilo del sur, y estilos interior y exterior. Entre los estilos más renombrados se cuentan el Shaolin (por el nombre del templo de Honan en que nació), el tai-chi-chuan ("boxeo de gran límite"), el Hsing-i ("formación de una idea"), el de los Ocho Trigramas, el Yung-chun ("canto primaveral"), el tántrico y el Arhat.

En China se dice que si se sigue el rastro que lleva hasta los orígenes de cada uno de los estilos de kung fu, se llega siempre al templo Shaolin. El kung fu Shaolin cuenta con una variedad septentrional y otra meridional. Las cinco divisiones fundamentales del estilo septentrional son las escuelas Cha, Hua, Hung, Pao y Tan, famosas en China desde hace siglos. En el estilo meridional se incluyen diversas formas de boxeo complementarias: del dragón, del tigre, de la pantera, de la serpiente y de la grulla. Junto a éstas, también dentro del estilo meridional, tenemos la escuelas Hung, Liu, Tsai, Li y Mo. Las restantes subescuelas de boxeo Shaolin son demasiado numerosas como para mencionarlas todas. Las escuelas de tai-chi-chuan más representativas son la Chen,la Yang, la Wu, la Sun, y la Wu. Existen diferencias entre los estilos modernos y los tradicionales, pero los principios y contenidos son esencialmente idénticos. Cuando se llega a un nivel elevado de dominio del tai-chi-chuan, en teoría, se puede "mover una tonelada ejerciendo sólo cuatro kilos de fuerza". Es decir, se habrá desarrollado una sensibilidad tal ante cualquier situación que se podrá hacer frente fácilmente a cualquier ataque externo.



Tanto el gobierno como el pueblo de la República de China toman muy en serio el "kung fu chino". Las artes marciales chinas forman parte de todo programa de educación física. La Universidad de la Cultura cuenta con una sección especial dedicada a las artes marciales en su departamento de educación física. Aquí se forma a profesores y profesionales en este terreno.

Existen numerosas organizaciones privadas dedicadas a las artes marciales, como por ejemplo la Asociación de Artes Marciales de la República de China. Las asociaciones de artes marciales dependientes de los gobiernos locales, como el gobierno provincial de Taiwan y los ayuntamientos de Taipei y de Kaohsiung, patrocinan frecuentemente actividades como seminarios para entrenadores y árbitros, programas de entrenamiento para competiciones de artes marciales y exhibiciones.

A nivel internacional, se fundó en 1978 la Liga Internacional de Artes Marciales Chinas, presidida por la República de China. En la actualidad cuenta con 23 miembros: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Suecia, Holanda, Grecia, Bélgica, Austria, Australia, Canadá, Corea, Japón, Filipinas, Singapur, malaisia, Tailandia, Indonesia, Hong Kong, Arabia Saudí, Venezuela y Argentina. Muchos países están formando sus propias agrupaciones nacionales. Cada dos años, los países miembros organizan un campeonato mundial de artes marciales chinas que se celebra cada vez en un país diferente.


Historia del Hung-Ga Kuen



La historia del sistema Hung-Ga, comienza en la dinastía Ching (1644-1911), durante el reinado de Yung Jing (1723-1736). El Hung-Ga, es el primero de los cinco grandes estilos tradicionales de las familias del sur de China.

Éstos son:


· Hung-Ga: Fundado por Hung Hei Guen.

· Lau Ga: Fundado por Lau Sam Ngan.

· Choy Ga: Fundado por Choy Gau Yee.

· Lei Ga: Fundado por Lei Gum Lun.

· Mok Ga: Fundado por el Gui Mok Ching.



Cada uno de estos sistemas es único y posee técnicas distintivas y especiales , sin embargo el Hung-Ga junto con el Lei-Ga son los que gozan de mas popularidad entre los practicantes de estilos tradicionales de China.

Después de la destrucción del Templo de Shaolin de Honan, acusado de ser albergue de peligrosos revolucionarios en contra de la dictadura gubernamental de la dinastía Ching (1644-1911), el Templo Shaolin Siu Lam de Fujian se convirtió en el nuevo centro de entrenamiento de los revolucionarios que luchaban contra los opresores.

El templo de Shaolin Siu Lam en Fujian gozaba de una reputación tan grande como la del templo de Shaolin . La admisión al Templo de Siu Lam era muy selecta, quienes buscaban entrar en el, tenían que demostrar sus habilidades mediante la superación de increíbles pruebas de destreza y fuerza interna que han llenado de leyendas y cuentos populares todo el sur de China ; sólo quienes pasaran estas duras pruebas serían alojados dentro del Templo y se les permitiría aprender el místico arte del kung-fu .
En ese entonces Hung Hei Guen, un comerciante común del sur de China (XVIII), tenía controversias con algunos nobles Ching, sabiendo de lo que estos eran capaces de hacer ; Hung busco refugio en el Templo Siu Lam en Fujian ,Hung ya tenía experiencia en artes marciales Chinas por lo que logro superar los requisitos de la entrada al templo , su destreza y sobre todo su persistencia agrado a los monjes de Siu Lam permitiéndole entonces quedarse y continuar aprendiendo bajo la tutela del Abad Ji Sin, quien fuera la cabeza del Templo Siu lam de ese periodo. Ahí seria donde Hung Hei Guen desarrollaría su potencial en las artes marciales perfeccionando sus movimientos y aprendiendo nuevos , no pasaría mucho tiempo para que Hung sorprendiera a los monjes de Siu Lam y fuera considerado uno de los mejores aprendices del templo.

Desgraciadamente el Templo de Siu Lam sufriría el mismo destino que el de Shaolin, en cuanto los rumores de que los hostiles se entrenaban y se refugiaban en ese templo , los dirigentes de la dinasta Ching herederos de Yung Jing ordenaron su destrucción y fue quemado poco tiempo después del de Shaolin. Sus huéspedes obligados a huir, se esparcieron por toda China , protegidos por el anonimato. Algunos de ellos siguieron a Ji Sin y otros a Hung Hei Guen, ambos grupos no volvieron a verse jamás.

Hung Hei Guen continuo extendiendo las enseñanzas que aprendió en el Siu Lam, en la provincia de Gwangdong, justamente para levantar el espíritu de la rebelión. Las técnicas de Hung sufrieron algunos cambios y se modificaron de las técnicas originales, sin embargo durante su entrenamiento Hung hacia énfasis en los principios básicos y parte de las técnicas originales del templo de Siu Lam.



A principios de 1800, China comienza a sufrir un periodo de varias invasiones por pobladores extranjeros, etnias de Mongolia y pueblos vecinos atacan China eventualmente, aprovechándose de las disputas internas. Los Ching concientes de esta amenaza refutan sus propios ideales y en vista de la necesidad imperante de que el pueblo se defienda de los ataques, permite nuevamente la libre enseñanza de las artes marciales.
Es entonces cuando Hung Hei Guen sale del anonimato para abrir una escuela de artes marciales en la ciudad de Fat en Gwangdong. Cientos de aprendices, en su mayoria campesinos, acuden a la escuela de Hung , pues el nombre de alguien que pudo entrar a Siu Lam y aprender del mismo Abad , no es olvidado fácilmente. Más tarde el mismo Hung modifica el nombre de su arte marcial , usando el nombre de Hung Ga Kuen Sut (El Boxeo de la familia Hung) .

Algunos practicantes modernos de artes marciales creen que el sistema Hung-Ga es demasiado lento por el énfasis que hace en sus firmes posturas de pies, pero en realidad no es así; pues para poder luchar hay que tener una buena base sin olvidar sus principios el combate ocurre tan rápidamente que es difícil recordar los movimientos necesarios, si no se ha realizado una practica constante de ellos. Es por esto que el Hung Ga Kuen enfatiza tanto su posturas , para que estas queden grabadas instintivamente en el practicante y las recuerde sin tener que pensar en ellas : " En la lucha asecha como un tigre, y muévete como un dragón volando" .

En la actualidad, el sistema Hung-Ga es muy practicado en todo el mundo al igual que el Choy Lay Fat (Choy Lee Fat ) y el Wing Tsun (Win Chun) ; pues son los estilos que más han probado su efectividad en la lucha real, además de esto , el Hung Ga Kuen goza de un gran afecto por la comunidad China del mundo , debido a su participación histórica en el desarrollo de China , al aprender Hung-Ga se sabe que no solo se esta aprendiendo un excelente arte marcial efectivo , sino que también sus practicantes son participes de la preservación de una gran tradición China que fuera la única arma de defensa de muchos.


¿ QUÉ ES EL TAIJIQUAN (Tai Chi)?

Taijiquan (Tai-Chi Chuan), es una modalidad del Kung-fü antiguo, siendo su traducción literal al español el término, " Boxeo Ultimo Supremo ". En Tomo a esta disciplina existen muchas leyendas, las cuales le atribuyen un origen divino, esto debido a los beneficios físicos y psicológicos que aportan a sus practicantes.

El Taijiquan, es una disciplina de lucha, cuya génesis histórica se remonta al siglo XVIII de nuestra era, en el poblado de Chenjiaguo provincia de Henan en China, considerándose como su fundador a Chen Wan Ting; con el paso de los siglos, el Taijiquan se diversifica en 5 escuelas principales, con características propias (Chen, Yang, Wu, Sun y Hao). La fama de la cual goza el Taijiquan es debido a que de este estilo marcial se han formado algunos de los más destacados peleadores chinos de Kung-fti de las pasadas tres centurias.

El Taijiquan además de ser un arte marcial, es una gimnasia para preservar y restablecer la salud, esta nueva faceta ha sido fuertemente fomentada y difundida desde la fundación de la República Popular, el gobierno socialista ha dado un fuerte apoyo a diferentes actividades tradicionales, entre ellas al Kung-fu. El Taijiquan como una rama del Kung-fü ha experimentado un avance sin precedentes, llegando a difundirse y popularizarse en todo el mundo, ya sea como sistema de defensa personal, deporte o como medio de prevención de enfermedades y específicamente como una actividad que coadyuva a la conservación de la salud de toda la gente y particularmente la de los adultos de la tercera edad.

Tiene la cualidad de fortalecer y preservarla salud, gracias a sus movimientos suaves y armoniosos, combinados con la respiración profunda y el estado pasivo de la mente.

Es muy recomendado para las personas que sufren de problemas del sistema nervioso, circulatorio, digestivo y algunos tipos de cáncer.

El Taijiquan, cuenta con cinco escuelas que son: Chen, Yang, Wu, Sun y Hao.

El programa de estudio consta de: Posturas básicas, formas a manos libres, formas con armas y empujones de manos.

Si esta interesado en comenzar a practicar Kung-fu, Wushu ó Taijiquan, contacte con nosotros para su curso introductorio del estilo que usted más le agrade.

Toda una tradición de excelencia, atención personalizada y profesionalismo, combinando las legendarias técnicas tradicionales del antiguo arte del Kung-fu, con la enseñanza moderna.

Esto hace del entrenamiento en nuestro Instituto, una de las mejores experiencias


El Tai Chi como arte marcial de defensa

La mayoría de las personas que practican tai chi se sorprenderían de saber que ancestralmente el tai chi era y aun es concebido en algunas regiones de China como una efectiva arte marcial, de hecho la palabra Taijiquan se divide en dos términos "Taiji" que significa "lo máximo" o lo mas "elevado" como algo "celestial" y "Quan" que es traducido como puño o boxeo , así que juntando estos ideogramas Taijiquan podría significar algo así como el "Máximo Boxeo" o el "Boxeo Celestial".
Si tu practicas Tai Chi Chuan es inevitable que puedas observar en el , su sentido de arte marcial , junto con todos esos beneficios que ofrece para la salud y la relajación es fácilmente percibible su sentido de la defensa personal. .


Pero ¿el Tai Chi brindaría el mismo beneficio para la salud que brinda, si no tuviera esa orientación marcial? Digamos ¿es lo mismo que practicar gimnasia o aeróbicos? Si la respuesta es no , entonces quiere decir que ese sentido marcial le brinda al Tai Chi mayores beneficios.

Las posturas por ejemplo, al ser posturas de Artes Marciales requieren de mayor esfuerzo y por lo tanto brindan mayor beneficio a los músculos del cuerpo, o tal ves el sentido de defensa personal le brinda una variedad de movimientos que son los responsables de aumentar la irrigación de sangre en el cuerpo y por tanto los beneficios asociados con el Tai Chi. Esto quiere decir que el Tai Chi esta íntimamente ligado con el arte marcial , pero no es eso lo que lo a hecho famoso, la gente viene a el a aprender sus movimientos suaves similares a la danza , por sus beneficios para la salud y el bienestar.

El Tai Chi también a sido asociado con los mas viejos maestros del arte marcial de China , quienes por tradición cultural serian los que guardan los conocimientos de la practica de las artes marciales , entonces , ¿podría ser, que el Tai Chi oculta algo mas en su practica que el beneficio de la salud?

Durante otras ocasiones platicando con colegas del arte marcial ha surgido la duda sobre si lo que se practica hoy en día es en verdad el arte marcial que se practicaba hace muchos años. Quiero decir , la enseñanza del arte marcial no esta documentada en ningún lugar no hay registros ni manuales para aprender , su aprendizaje a sido de generación en generación de maestro a alumno , y esto podría generar una especie de " Teléfono Descompuesto" en la que algunas artes marciales podrían variar sus técnicas y objetivos o en algunos casos el fin con el que fueron creados se confundiera.

De ser así entonces el Tai Chi podría ser un de ellos , un arte marcial que se invento para defensa personal , pero que es un excelente ejercicio y con el paso de los años hemos perdido de vista su aplicación marcial. Aunque no del todo a que existen maestros que continuan aplicandolo al arte marcial, es decir los mismos movimientos pero aplicados y veloces se convierten en llaves y defensas efectivos

Sin embargo amigos míos esto no nos debe preocupar ya que si practicábamos Tai Chi por el beneficio de nuestra salud , entonces que buena noticia es, saber que tal ves sin que tuviéramos conocimiento de ello , hemos estado practicando una de las mas altas técnicas de boxeo tradicional Chino que se encuentra oculta en lo que creíamos es tan solo un ejercicio de relajación.




FUENTE: TEMPLO SHAOLIN DE MEXICO

WWW.KUNGFU.COM.MX

jueves, 18 de octubre de 2007

Otra ves el Centenario....

En ese momento, estalló la tribuna olímpica del estadio Centenario, convertido para la ocasión en un gran anfiteatro.
Así comenzó un nuevo acto del carnaval ricotero, esta vez para participar de la presentación del décimo disco de la banda, "Momo Sampler", un álbum con influencia del carnaval uruguayo. El show abrió con una canción del disco La Mosca y la sopa, de 1991, "El pibe de los astilleros".
Carlos "El Indio" Solari, la voz de los Redondos, vestía pantalón negro y campera de cuero con capucha. Al terminar el segundo tema -"Un ángel para tu soledad", del disco "Lobo suelto, cordero atado"-, Solari dijo: "Sería bueno que hoy no seamos ni visitantes ni locales, que seamos todos Redondos. Este es un pueblo muy hospitalario, lo conozco bien. Tiremos todos para el mismo lado".
Enfrente, "El Indio" tenía una nueva postal de la pasión ricotera. Acaso una sola bandera daba cuenta del fervor de una hinchada que no fue doblegada por el frío (a la mañana llegó a hacer 8 grados). "El pogo más grande del mundo", rezaba la bandera, que repetía la última frase dicha por "El Indio" en el último recital, realizado en el estadio de River en abril del año pasado. Ahora esa frase pasó a estar incorporada a la escenografía popular de los recitales de la banda con más poder de convocatoria de la Argentina.
Los integrantes de la banda -El Indio, la manager Poli y el guitarrista Skay, los más conocidos- fueron arribando entre el miércoles y el jueves. Se alojaron en una casa en la zona de Carrasco.
Los fans llegaron más sobre la hora. Hasta el viernes, Montevideo mantenía la misma calma que siempre la hace atractiva. Recién el sábado por la noche la avenida 18 de Julio empezó a dar signos precisos de lo que los medios uruguayos definieron como "el aluvión ricotero". Hacia la tarde del sábado unos 16 micros cubrieron el trayecto entre Colonia y Montevideo con unos 2.500 fans. Anoche, a la hora del show -con entradas agotadas-, se calculaba que había unos 6.000 argentinos.
Pero este aluvión no tuvo, finalmente, nada de violento. Sólo hubo algunos desórdenes menores e intentos de ingresar sin entrada. La policía local detuvo a 52 argentinos por tenencia de droga, armas cortantes o alcohol en las inmediaciones del estadio. Los detenidos deberán declarar hoy ante el juez.
La visita argentina no se sintió en la industria hotelera local. Aun quienes llegaron en avión -los menos, claro- enfilaban directamente hacia las inmediaciones del parque Batlle, frente al Centenario.
Ayer, ese parque amaneció con el césped cubierto de carpas e iglúes, todo enmarcado por los "trapos" (banderas) alusivos al grupo. Uno de los que acamparon fue Walter (27), quien cruzó en lancha hasta Carmelo y, de allí, en micro a Montevideo. Como todos, lo hizo para estar cerca del estadio cuando abrieran la puerta, y así conseguir buena ubicación.
Pero luego la policía fue pidiendo, de buen modo y grupo a grupo, que levantaran las carpas, lo que se hizo sin incidentes. Se puede decir que la relación entre la policía y los fans se desarrolló normalmente. Aunque el operativo de seguridad se fue incrementando conforme pasaban las horas. Para ayer el ministro del Interior Guillermo Stirling dispuso la presencia de 600 efectivos policiales -incluyendo Grupos de Apoyo, Guardia de Coraceros y Brigada Nacional Antidrogas-, a los que se sumaron otros 200 de seguridad privada dentro del estadio.
A la hora del ingreso, en el Centenario se notaba la tensión de los policías locales por el recital de rock. Los que ingresaban tuvieron que acceder a un triple cacheo de armas. También fue cordial la relación entre los fans argentinos y uruguayos. Unos y otros compartían un ritual futbolero. En la cancha se cantó "Aquí están, los ricoteros de Argentina y Uruguay".
Así se llegó a la hora del show en un ambiente de relativa tranquilidad. A las 19.15 ya había tocado La Tribu Mandril, un quinteto de percusión alternativa: golpean instrumentos como cepillos de dientes y botellas descartables. Después vino el excelente show de los Redondos, con temas de todas las épocas ("Mi perro dinamita", "Vamos las bandas").
Después vino el segundo con un grupo candombero llamado Zevelé como soporte, para que explicar todo de nuevo...

Un show homogéneo y contundente
Entraron y salieron tres veces del escenario en una de esas van tan parecidas a las que se usan en las excursiones. Entre las ocho y las diez de la noche del domingo montevideano, entonces, la van fue y vino cubriendo la distancia entre la tribuna América (donde instalaron el backstage) y la Olímpica (donde estaba el escenario) del estadio Centenario. Cada vez, bajaban de a uno y llegaban al escenario por un tablón improvisado como rampa. Estaban ahí, a 20 metros de su propia épica -reflejada en 40.000 fans argentinos y uruguayos repartidos en dos funciones- y cuando aparecieron enfundados en esos conjuntos de excursión a la montaña parecían expedicionarios.
En Montevideo, Los Redondos hicieron una excursión a su propia leyenda. Claro que la excursión fue mutua y desde ya más trabajosa para los fans que vinieron aquí a ver a un grupo de rock que está rozando su Everest. No porque Momo sampler, el álbum que tocaron íntegro en Uruguay, sea su mejor esfuerzo en 16 años de discografía, sino porque en el abrazo a la prótesis tecnológica que el grupo lleva al escenario hoy alcanzan una coherencia estética que aplasta por su contundencia. Hay en ese tecno rock pesado, narcótico y dantesco, una interpretación estética de la complejidad del fenómeno que provocan.
Aún cuando bordean un mastodonte sonoro, el nuevo repertorio pisa con la gravedad de Gengis Khan y, bajo esta banda de sonido, Los Redondos alumbran con mayor potencia todo claroscuro. Se cruzan los "trapos" fútboleros con la elegancia oriental y el paso sigiloso del Indio Solari.
En tres momentos, los excursionistas de uno y otro bando hicieron una conexión conmovedora. Sheriff, el mejor tema del nuevo álbum, provocó un espontáneo minuto de silencio. El grupo usufructuó aquí casualidades de la escenografía natural: la torre del estadio que parece salida de la imaginación de Fritz Lang, el humo negro que escupía el Hospital de Clínicas y un avión que voló sobre el campo y se cruzó increíblemente con una banda de pájaros nocturnos.
Juguetes perdidos fue dedicada por Solari a la memoria de Walter Bulacio (en la prueba de sonido le había confiado con reservas a Clarín esta decisión). "Hace 10 años y los asesinos siguen sueltos. Está el cariño genuino de la abuelita y los amigos", dijo sobre la muerte del fan redondo. Es casi ocioso intentar reproducir la carga con la que el grupo tocó este tema. Y no fue, tal vez, la dedicatoria en palabras lo más significativo, sino los quejidos de la guitarra de Skay. Que casi nunca habla. Pero toca.
Y luego, claro, Ji Ji Ji, la festiva canción con la que el grupo aprendió a cerrar sus conciertos. El pasaje de la estrofa al estribillo, esos veinte segundos en los que se anuncia una avalancha, tenía el domingo consistencia meteorológica.Hacen falta muchos años para que una montaña así crezca. Y ahí estaba, Solari asomando su calva por la van una vez más, para tomar la última polaroid de su excursión.

Los Temas
Los temas fueron casi los mismos en ambos recitales, la única diferencia fue que empezaron con "Queso Ruso" y en lugar de "¡Estás Frito Angelito!" tocaron "Las Increíbles Andanzas del Capitán Buscapina en Cybersiberia". También varió un poco el órden.

El pibe de los astilleros
Un Ángel para tu soledad
Morta.com
¡Estás frito Angelito!
Templo de Momo
Pensando como una acelga
Rato molhado
Vamos las Bandas
Mi perro dinamita
Ñam Fri Frufi Fali Fru
La Murga de los Renegados
Sheriff
Murga purga
Dr. Saturno
La Murga de la Virgencita
Queso Ruso
Preso en mi ciudad
Tarea fina
Juguetes Perdidos
Nuestro amo juega al esclavo
Nueva Roma
Ji Ji Ji

Un traslado en cuatro camiones
Conocidos por tener todos los aspectos de sus shows bajo control, los Redondos viajaron a Uruguay con todo el equipamiento necesario para el recital.
Los equipos de sonido, las luces y las tarimas del escenario cruzaron el miércoles el río Uruguay por el puente Fray Bentos a bordo de cuatro camiones.
Desde el show que Los Olimareños dieron en 1984, el público no volvió a pisar el césped del histórico estadio. Sin embargo, los Redonditos de Ricota dejaron de lado la posibilidad de utilizar una cobertura plástica para el césped del estadio, lo que les hubiera permitido hacer recitales aún más multitudinarios. No lo hicieron porque hubieran necesitado otros doce camiones para transportarlos. Algo demasiado caro en estos tiempos, sin duda.
Por eso no se utilizó la capacidad total del estadio. El escenario fue ubicado de frente a la tribuna olímpica. Con esa decisión, se acortó notablemente la distancia que suele haber entre el público más alejado del escenario y los músicos, algo que se suele padecer en los grandes estadios.
Con la disposición que se utilizó anoche, no fue necesario instalar pantallas gigantes. Incluso se montó un escenario de poca profundidad. Las 21.000 personas que llenaron la tribuna olímpica escucharon de muy cerca el sonido que salía de dos torres de 18 metros de alto, ubicadas a uno y otro lado del escenario.
Entre las novedades con respecto a los recitales anteriores también sobresalió el minimalismo escénico. La reconocida gráfica del artista Rocambole, autor también del diseño de los discos de los Redondos, estuvo esta vez ausente. En Montevideo utilizaron solamente dos telones, uno blanco y otro negro.
El recital de anoche significó un enorme salto con respecto a los tres que había dado en Uruguay. En el último, que la banda ofreció en el Palacio Peñarol de Montevideo en 1989, no llegaron a vender todas las localidades.

Estadio de leyenda
El Centenario es un estadio de leyenda. El primer Campeonato Mundial de fútbol se jugó allí en 1930. El Chango Cárdenas hizo el histórico gol ante Celtic con el que en 1967 Racing se consagró campeón de la Intercontinental en esa cancha. Estudiantes de La Plata en 1970, Independiente en 1973 y Boca en 1977 dieron la vuelta con la Copa Libertadores de América en alto. Por su trascendencia, la FIFA lo declaró Monumento Histórico del Fútbol Mundial.

La banda que empezó tocando en un sótano y tiene reglamento propio
"Violencia es mentir"
Tal vez esta frase sea la más emblemática y la que mejor representa a Patricio Rey y los Redonditos de Ricota, una banda que empezó a sonar en plena dictadura militar en pequeños pubs porque ya eran muchos amigos y no entraban en las casas.
Los encuentros, allá por el 76, eran fiestas donde se mezclaba el rock con performances, delirios teatrales, bailes, payasos, mimos y se repartían los famosos buñuelitos de ricota entre el público.
Los personajes centrales del grupo se conocieron en un sótano de La Plata. Carlos Solari (más conocido como el Indio) pintaba y escribía poemas. Skay Beilinson siempre andaba con su guitarra a cuestas. El hermano de Skay un día le mostró los poemas del Indio y el guitarrista supo que sólo les faltaba ponerle música para que fueran canciones. La mujer de Skay, Carmen Castro (más conocida como La Negra Poly), fue la que terminó de conformar el grupo como manager y alma mater.
Durante casi diez años los Redondos deambularon como banda nómade por pubs y sótanos de La Plata y la Capital. La gente se enteraba de las actuaciones boca a boca y deliraba con temas como "Maldición va a ser un día hermoso" o "Mejor no hablar de ciertas cosas". Su primer disco, "Gulp", lo grabaron en 1984 con el dinero que habían juntado de un pozo común formado por un porcentaje de las ganancias de cada show. Lito Vitale fue el operador y músico invitado. La distribución la hicieron ellos mismos. Con esto remarcaron su voluntad de independencia.
A partir de 1985 y con el lanzamiento del disco, el artesanal sistema del boca en boca que los había transformado en grupo de culto empezó a crecer de tal manera que los pubs ya no alcanzaron para albergar a sus seguidores, que ya llamaban "misas" a sus recitales. Entonces empezaron a actuar en estadios cerrados como Obras y discotecas como Palladium y Cemento.
El público era tanto que el Indio rebautizó a sus fans como "bandas". Ya habían editado su segundo álbum, "Oktubre", que terminó de lanzarlos a la popularidad. Tenían su propio reglamento: tocaban siempre solos, de noche, no promocionaban sus shows y nada de aparecer en TV.
Después de editar "Un baión para el ojo idiota", en 1988, hasta Obras Sanitarias les empezó a quedar chico. La muerte de Walter Bulacio en abril de 1991 -el fan detenido en la cola de un concierto en Obras- conmocionó al grupo. La violencia y los choques con la Policía reaparecieron en 1994 en los conciertos en el estadio de Huracán y la banda no tocó más en la Capital por mucho tiempo.
Retornaron a su época nómade. El primer concierto lo dieron en San Carlos, Santa Fe. Las "bandas" empezaron a seguirlos por el interior, copando cada ciudad donde tocaban. Después el rito se extendió en Concordia, Mar del Plata, Tandil, Santa Fe y Villa María.
Las huestes ricoteras son heterogéneas: van desde los "chicos bien" hasta los villeros, que aprecian por igual las letras de las canciones de Solari que cuentan historias "border" con expresiones típicas de las tribus urbanas.
Así como tienen el sello de banda independiente, también lo tienen de banda peligrosa y en más de un lugar no quisieron recibirlos, como en Arroyo Seco y en Olavarría. A fines del 98 comenzó el retorno y llenaron dos veces la cancha de Racing. El año pasado fue el turno de estadio de River y también la vuelta de la violencia.

HUBO 100 DETENIDOS, VEHICULOS DESTROZADOS Y POLICIAS HERIDOS

Incidentes durante el segundo recital de Los Redondos en Montevideo
El recital que dieron anoche los Redondos en Montevideo tuvo un prólogo violento: hubo cerca de 100 detenidos, varios vehículos destrozados y tres agentes heridos tras un enfrentamiento entre fans de la banda y la Policía.
Los incidentes se produjeron en el parque y en el barrio residencial que rodea al estadio Centenario, cuando varios seguidores del grupo de Patricio Rey intentaron ingresar sin entradas. Como la Policía no les permitió pasar el vallado de seguridad dispuesto a 200 metros del estadio, los fanas reaccionaron y comenzaron a arrojar piedras y botellas. Según testigos, algunos de los revoltosos estaban alcoholizados y drogados. La Policía habría reprimido con balas de goma.
Sobre la avenida Italia, que pasa al lado del Centenario y conduce al Aeropuerto, los exaltados provocaron serios destrozos. Una camioneta particular fue incendiada, otros dos vehículos fueron volcados y un ómnibus apedreado terminó con sus vidrios rotos. Además, otra docena de autos que fue blanco de los proyectiles también sufrió rotura de vidrios.
Según fuentes policiales, la mayoría de los detenidos son de nacionalidad uruguaya. Aunque también hay gran cantidad de argentinos y un venezolano.
Todos los detenidos fueron alojados en dos comisarías y hoy deberán declarar ante un juez, que luego decidirá su suerte. En tanto las 143 personas que habían sido detenidas durante el concierto del domingo recuperaron la libertad tras declarar ante la Justicia, a excepción de una pareja de argentinos. Los jóvenes, de 23 y 25 años, fueron detenidos tras agredir a la cajera de un almacén cercano al estadio y robar unos 200 pesos. Ambos quedaron a disposición de la Justicia Penal.
Según informó la Policía, el concierto del domingo dejó un saldo de 17 personas heridas. Tres de los heridos (dos argentinos y un uruguayo) sufrieron fracturas en piernas y brazos tras caerse de las tribunas en donde presenciaban el espectáculo.
En el operativo de seguridad participaron unos 600 policías con grupos de apoyo antimotines y también otros 200 agentes de seguridad privada que fueron contratados especialmente por los organizadores del evento.
Para las autoridades locales, los dos recitales que ofrecieron Los Redonditos de Ricota fueron considerados "de alto riesgo", al mismo nivel que un partido de fútbol a estadio lleno y con grupos violentos.
Se calcula que unos 7.000 argentinos se movilizaron hacia Montevideo desde distintas ciudades para presenciar a la banda en vivo en el Centenario.
Luego de los incidentes, los Redondos brindaron su segundo concierto sin mayores inconvenientes ante unas 23.000 personas. Tampoco hubo nuevos hechos de violencia durante la desconcentración.
Los Redondos tienen una larga tradición de presentaciones en lugares alejados de la ciudad de Buenos Aires para tratar de evitar los inconvenientes que sus seguidores suelen tener con la Policía.
En ese contexto eligieron el estadio Centenario para presentar su último disco "Momo Sampler".

ANTECEDENTES

Una historia de recitales con disturbios
"¿Vos creés que los chicos nacen malos?", le preguntó el Indio Solari a un periodista poco antes de dar un recital en Mar del Plata buscando una explicación a la violencia que los sigue a sus recitales.
La relación entre los Redonditos y la falta de seguridad empezó en abril de 1991 con la detención policial de Walter Bulacio en la puerta del estadio de Obras Sanitarias, que terminó con la muerte del chico por los golpes que recibió.
A partir de esa tragedia, la banda decidió no volver a tocar en Obras y se mudó a la cancha de Huracán. Pero cuando en 1994 durante un show 28 personas resultaron heridas y hubo 60 detenidos, decidieron abandonar la Capital.
Ya habían tenido problemas en mayo del 92, cuando un grupo de jóvenes intentó ingresar en el microestadio de Lanús. Los incidentes se repitieron en noviembre de ese año y tuvieron que suspender una serie de diez recitales en un local de Rivadavia y Boedo.
En octubre de 1995 hubo 40 detenidos en un recital en Mar del Plata y en junio de 1996 se cancelaron los conciertos en Arroyo Seco (Santa Fe) por falta de seguridad. El temor por los disturbios llevó al radical Helio Eseverri, intendente de Olavarría, asustado por cientos de colectivos, combis y autos repletos de jóvenes que invadieron la ciudad, a cancelar por decreto en 1997 los recitales de los Redondos.
"Que se lastime alguno de ustedes no vale ningún recital de rock and roll", dijo el Indio antes de empezar el recital de Villa María, Córdoba, en mayo de 1998. En esa oportunidad, cerca de 300 jóvenes quisieron ingresar sin entradas y se enfrentaron con la Policía. Los incidentes terminaron con 30 heridos y 20 detenidos.
En general, los disturbios se daban cuando las huestes ricoteras intentaban pasar sin entrada y por la fuerza, pero en marzo del año pasado en el recital que dieron ante 60 mil personas en el estadio de River, el Indio Solari gritó indignado: "Vamos a continuar con el espectáculo por respeto a los que vinieron de lejos, pero hay un par de hijos de puta que están lastimando gente".
Después de seis años de no tocar en la Capital Federal, los incidentes ocurrieron dentro y fuera del estadio. En la mitad del campo hubo dos heridos y once detenidos. En los alrededores del Monumental chocaron fans con policías: hubo 35 heridos, cuatro por balas de goma, y 25 detenidos por robo, disturbios y tenencia de droga.

EL INDIO DESPUÉS DE URUGUAY

Fuente: Fernando García para el Suplemento "Sí" del diario Clarín (24 de Abril de 2001)

Composición de lugar. Bajo la tribuna América del estadio Centenario, el Indio está solo y espera por esta entrevista en la intimidad fantasmal de un vestuario mítico. Hay una botella de whisky importado improvisada como centro de mesa y el cantante está sentado en uno de eso largos bancos donde desde 1930 los jugadores suelen ajustarse los cordones. Hay un espejo enorme en el que se refleja la figura de Solari que, ahora, luce como un expedicionario polar (una campera blanca de frío realza el perfil) que curiosamente prescinde del hielo para cuidar su garganta antes de la prueba de sonido. Solari viajó a Montevideo el jueves, junto a su mujer y su bebé Bruno en primera clase de Bu­quebús. "Yo al avión le tengo claustrofobia"; -arranca con el primer sorbo-, "no me gusta esa historia de no poder decidir interrumpir la cosa. ¿Qué le voy a decir al piloto? ¿Dame un paracaídas que me bajo acá? Entonces decidí venir en Buquebús, pero un día que no viniera nadie. Pero, bueno, no puedo evitar que el capitán del Juan Patricio, o no sé cómo como se llama el barco, me invite a la cabina de mando. Y es un embole, pero no le puedo decir que no";. Mientras llegan ecos de la guitarra de Skay, Solari asume que lo mejor de un show es el momento en que se ha terminado. "Toda la etapa previa la vivo con mucha ansiedad... Siempre está el baterista que se engripa o se borran los sonidos de los teclados. Ese tipo de sufrimiento se arrastra hasta que se termina";.
¿Y dentro de esas preocupaciones previas, cómo juega el factor de convocar al público del grupo desde otro país, donde muchos llegan sin un peso y, bueno, todos terminan quedando expuestos?
Bueno, yo sostengo la politica del guerrero: esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor. Son cosas ante las cuales uno elige tener una actitud un poco cool. Porque yo no tengo dominio sobre miles y miles de personas. Eso es una especie de demencia, ¿no?
¿Qué cosa?
Quiero decir que la gente está pendiente de Los Redondos, porque sintoniza con ellos. A partir de ahí, no hay nada que gobierne eso. Yo no puedo saber quiénes son todas las personas que nos vienen a escuchar. Sí tenía una militancia cuando eran cien. Pero ahora sé que viene de todo y, bueno, uno está siempre esperando y pidiendo a la providencia que te ayude, pero qué sé yo.
Hay cierta resignación en eso...
Mirá, por formación y edad, a mí me cuesta entender la agresión como ariete sin ningún norte. Creo que esta es una cosa producto de este tiempo Yo siempre prefiero que si algunos chicos tienen una actitud belicosa sea para algo: los escraches, por ejemplo. Ya el resto de las cosas tienen que ver con que si vos estás criando un monstruo al que le has negado cultura y educación, un buen día ese monstruo se te aparece y explota por cualquier motivo.
¿Y el grupo, dónde aparece en ese esquema?
Más allá de la resonancia que cada uno encuentre con la actitud de la banda -o con la lírica, que en eso estoy metido fundamentalmente-, no encuentro ninguna vocación violenta porque sí, aunque pases los discos al revés. A través de eso, no lo vinculo con la emanación de la banda de ninguna manera.
Pero no vas a negar que simbolizan algo...
Sí, tal vez persista esa idea de reservorio libertario, algo que puede de alguna manera abarcar todas las quejas de los chicos, algunos de los cuales pasan por circunstancias bastante difíciles. Está muy feo para ser adolescente hoy, muy feo.
Imaginate que nosotros queríamos presentar este disco en River y teníamos el okey de la comisión directiva y todo, pero se ve que, en estas circunstancias, la burocracia no está muy veloz para aceptar que haya sesenta mil pibes sueltos por la calle. Así que ahora pusimos el grito de que queremos tocar en setiembre, para que se tomen su tiempo.
O sea que lo de Montevideo fue casi una salida exigida.
Bueno, las cosas siempre son una conjunción. Se dio esto que te digo y también que yo tengo un cariño muy especial por la gente de Montevideo.
¿Cómo desarrollaste ese cariño?
Bueno, casualmente la primera vez que estuve fue en 1971, medio rajando de allá.Y terminé detenido en 33 Orientales en un retén. Yo estaba haciendo un viaje en el que pretendía llegar a Manaos y de ahí ir a Dakar. Iba con una chica uruguaya que se había escapado del padre, pero el tipo era un jerarca del partido comunista, curiosamente, y nos agarraron en Río Branco.
Hay una continuidad de fuga, alguna vez deslizaste que cuando salís venís a ver cine a Montevideo...
Sí, porque acá pasa que si te cruzan en la calle, de movida piensan "no puede ser que esté acá";. Siempre son tres días hasta que se corre la bola y con eso alcanza para ponerme al día con el cine.
¿Te planteaste vivir acá?
Sí, pero cuando sea viejito. He pensado varias veces en irme a Nueva York, porque me da la posibilidad de vivir la vida urbana que a mí me enloquece. Y ahora no puedo. No sé si viviría todo el año, pero sí la mitad.
¿El hecho de tener un hijo te ha pautado cosas en tu carrera?
Mirá, yo lo único que voy a decir al respecto es que estoy muy feliz, y que he descubierto en mí un tipo de ternura que desconocía. No voy a profundizar al respecto, yo sé los costos que tienen esas cosas y no quiero involucrar a mi compañera ni a mi hijo en esto. Si voy a hacer canciones para Bruno, se las voy a hacer a él. No he hecho canciones para Walter Bulacio ni nada de ese tipo, porque no coincido mucho con el homenaje expuesto de un artista exitoso. Prefiero el cariño real, que es un abrazo del recuerdo.
El viernes hubo una marcha por los diez años del asesinato de Walter Bulacio. ¿Qué te pasó por la cabeza?
Los sentimientos son encontrados. Uno, inevitablemente, tiene la inercia de las primeras marchas, donde contra todo lo que se ha descripto más de una vez hemos estado presentes.
¿Pero vos no fuiste, o sí?
No. Yo no fui porque soy un poco la estampita del grupo, pero los chicos fueron a testear y lo que pasaba en esas primeras marchas eran cosas que no tenían mucho que ver con nuestra manera de hacer las cosas.
A Skay le pedían autógrafos... Yo creo que hay un lugar del dolor que no se comprende. Salvo en el caso de la abuela, que en algún momento, me gustaría, en fin... Son cosas muy delicadas, es jodido estar en el medio de esto.
¿Te gustaría hablar con la abuela?
Los dolores de ese tipo son inabarcables. A mí me llegan permanentemente cartas de dolores profundísimos que pretenden que uno se coma el dolor, y todas las veces que lo he intentado, dejo de tener actitud para comerme el dolor de los que están cerca. Termino comiéndome el do­lor de alguien que no conozco o conozco a través de una carta. Para mí es imposible atender el cariño de miles, no tendría vida para vivir.
¿La abuela de Walter Bulacio ha tratado de llegar a vos?
No, que yo sepa no. En algún momento creo que los padres de él lo han tenido claro y se han abierto de toda esta corte de abogadillos que hay. No quiero desacreditar el trabajo de nadie, pero sí puedo decir que en el caso nuestro no obraron bien. Lo que querían era mojarnos la oreja para que saliéramos para involucrarnos en una estrategia que tal vez no era la mejor.
¿Y cuál fue la actitud del grupo, nunca pensaste en poner gente de confianza para buscar un esclarecimiento?
Bueno, nosotros hemos metido la cuchara en muchos asuntos con gente que tuvo problemas en un recital nuestro y creo que corresponde al beneficiado en esa circunstancia decirlo y no a uno.
Y con respecto a este caso, se ha vuelto muy difícil hacer algo en el punto en el que la justicia se mueve, a través de esa cosa terrible que son las pruebas. Y las pruebas las generan aquellos que son los primeros que tienen acceso a la intimidad del crimen. Acá lo único que hay es lo que Walter le dijo al padre Y eso hace difícil la tarea de poner a este señor Espósito (por el policía involucrado en la muerte de Bulacio) en el lugar donde tendría que estar. Bueno, ya sabemos lo que es la impunidad con respecto a la policía y quizás estos ni siquiera sean los peores tiempos. Mirá lo que te estoy diciendo.

Entrevista al Indio despues del Centenario

EL INDIO DESPUÉS DE URUGUAY

Fuente: Fernando García para el Suplemento "Sí" del diario Clarín (24 de Abril de 2001)

Composición de lugar. Bajo la tribuna América del estadio Centenario, el Indio está solo y espera por esta entrevista en la intimidad fantasmal de un vestuario mítico. Hay una botella de whisky importado improvisada como centro de mesa y el cantante está sentado en uno de eso largos bancos donde desde 1930 los jugadores suelen ajustarse los cordones. Hay un espejo enorme en el que se refleja la figura de Solari que, ahora, luce como un expedicionario polar (una campera blanca de frío realza el perfil) que curiosamente prescinde del hielo para cuidar su garganta antes de la prueba de sonido. Solari viajó a Montevideo el jueves, junto a su mujer y su bebé Bruno en primera clase de Bu­quebús. "Yo al avión le tengo claustrofobia"; -arranca con el primer sorbo-, "no me gusta esa historia de no poder decidir interrumpir la cosa. ¿Qué le voy a decir al piloto? ¿Dame un paracaídas que me bajo acá? Entonces decidí venir en Buquebús, pero un día que no viniera nadie. Pero, bueno, no puedo evitar que el capitán del Juan Patricio, o no sé cómo como se llama el barco, me invite a la cabina de mando. Y es un embole, pero no le puedo decir que no";. Mientras llegan ecos de la guitarra de Skay, Solari asume que lo mejor de un show es el momento en que se ha terminado. "Toda la etapa previa la vivo con mucha ansiedad... Siempre está el baterista que se engripa o se borran los sonidos de los teclados. Ese tipo de sufrimiento se arrastra hasta que se termina";.
¿Y dentro de esas preocupaciones previas, cómo juega el factor de convocar al público del grupo desde otro país, donde muchos llegan sin un peso y, bueno, todos terminan quedando expuestos?
Bueno, yo sostengo la politica del guerrero: esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor. Son cosas ante las cuales uno elige tener una actitud un poco cool. Porque yo no tengo dominio sobre miles y miles de personas. Eso es una especie de demencia, ¿no?
¿Qué cosa?
Quiero decir que la gente está pendiente de Los Redondos, porque sintoniza con ellos. A partir de ahí, no hay nada que gobierne eso. Yo no puedo saber quiénes son todas las personas que nos vienen a escuchar. Sí tenía una militancia cuando eran cien. Pero ahora sé que viene de todo y, bueno, uno está siempre esperando y pidiendo a la providencia que te ayude, pero qué sé yo.
Hay cierta resignación en eso...
Mirá, por formación y edad, a mí me cuesta entender la agresión como ariete sin ningún norte. Creo que esta es una cosa producto de este tiempo Yo siempre prefiero que si algunos chicos tienen una actitud belicosa sea para algo: los escraches, por ejemplo. Ya el resto de las cosas tienen que ver con que si vos estás criando un monstruo al que le has negado cultura y educación, un buen día ese monstruo se te aparece y explota por cualquier motivo.
¿Y el grupo, dónde aparece en ese esquema?
Más allá de la resonancia que cada uno encuentre con la actitud de la banda -o con la lírica, que en eso estoy metido fundamentalmente-, no encuentro ninguna vocación violenta porque sí, aunque pases los discos al revés. A través de eso, no lo vinculo con la emanación de la banda de ninguna manera.
Pero no vas a negar que simbolizan algo...
Sí, tal vez persista esa idea de reservorio libertario, algo que puede de alguna manera abarcar todas las quejas de los chicos, algunos de los cuales pasan por circunstancias bastante difíciles. Está muy feo para ser adolescente hoy, muy feo.
Imaginate que nosotros queríamos presentar este disco en River y teníamos el okey de la comisión directiva y todo, pero se ve que, en estas circunstancias, la burocracia no está muy veloz para aceptar que haya sesenta mil pibes sueltos por la calle. Así que ahora pusimos el grito de que queremos tocar en setiembre, para que se tomen su tiempo.
O sea que lo de Montevideo fue casi una salida exigida.
Bueno, las cosas siempre son una conjunción. Se dio esto que te digo y también que yo tengo un cariño muy especial por la gente de Montevideo.
¿Cómo desarrollaste ese cariño?
Bueno, casualmente la primera vez que estuve fue en 1971, medio rajando de allá.Y terminé detenido en 33 Orientales en un retén. Yo estaba haciendo un viaje en el que pretendía llegar a Manaos y de ahí ir a Dakar. Iba con una chica uruguaya que se había escapado del padre, pero el tipo era un jerarca del partido comunista, curiosamente, y nos agarraron en Río Branco.
Hay una continuidad de fuga, alguna vez deslizaste que cuando salís venís a ver cine a Montevideo...
Sí, porque acá pasa que si te cruzan en la calle, de movida piensan "no puede ser que esté acá";. Siempre son tres días hasta que se corre la bola y con eso alcanza para ponerme al día con el cine.
¿Te planteaste vivir acá?
Sí, pero cuando sea viejito. He pensado varias veces en irme a Nueva York, porque me da la posibilidad de vivir la vida urbana que a mí me enloquece. Y ahora no puedo. No sé si viviría todo el año, pero sí la mitad.
¿El hecho de tener un hijo te ha pautado cosas en tu carrera?
Mirá, yo lo único que voy a decir al respecto es que estoy muy feliz, y que he descubierto en mí un tipo de ternura que desconocía. No voy a profundizar al respecto, yo sé los costos que tienen esas cosas y no quiero involucrar a mi compañera ni a mi hijo en esto. Si voy a hacer canciones para Bruno, se las voy a hacer a él. No he hecho canciones para Walter Bulacio ni nada de ese tipo, porque no coincido mucho con el homenaje expuesto de un artista exitoso. Prefiero el cariño real, que es un abrazo del recuerdo.
El viernes hubo una marcha por los diez años del asesinato de Walter Bulacio. ¿Qué te pasó por la cabeza?
Los sentimientos son encontrados. Uno, inevitablemente, tiene la inercia de las primeras marchas, donde contra todo lo que se ha descripto más de una vez hemos estado presentes.
¿Pero vos no fuiste, o sí?
No. Yo no fui porque soy un poco la estampita del grupo, pero los chicos fueron a testear y lo que pasaba en esas primeras marchas eran cosas que no tenían mucho que ver con nuestra manera de hacer las cosas.
A Skay le pedían autógrafos... Yo creo que hay un lugar del dolor que no se comprende. Salvo en el caso de la abuela, que en algún momento, me gustaría, en fin... Son cosas muy delicadas, es jodido estar en el medio de esto.
¿Te gustaría hablar con la abuela?
Los dolores de ese tipo son inabarcables. A mí me llegan permanentemente cartas de dolores profundísimos que pretenden que uno se coma el dolor, y todas las veces que lo he intentado, dejo de tener actitud para comerme el dolor de los que están cerca. Termino comiéndome el do­lor de alguien que no conozco o conozco a través de una carta. Para mí es imposible atender el cariño de miles, no tendría vida para vivir.
¿La abuela de Walter Bulacio ha tratado de llegar a vos?
No, que yo sepa no. En algún momento creo que los padres de él lo han tenido claro y se han abierto de toda esta corte de abogadillos que hay. No quiero desacreditar el trabajo de nadie, pero sí puedo decir que en el caso nuestro no obraron bien. Lo que querían era mojarnos la oreja para que saliéramos para involucrarnos en una estrategia que tal vez no era la mejor.
¿Y cuál fue la actitud del grupo, nunca pensaste en poner gente de confianza para buscar un esclarecimiento?
Bueno, nosotros hemos metido la cuchara en muchos asuntos con gente que tuvo problemas en un recital nuestro y creo que corresponde al beneficiado en esa circunstancia decirlo y no a uno.
Y con respecto a este caso, se ha vuelto muy difícil hacer algo en el punto en el que la justicia se mueve, a través de esa cosa terrible que son las pruebas. Y las pruebas las generan aquellos que son los primeros que tienen acceso a la intimidad del crimen. Acá lo único que hay es lo que Walter le dijo al padre Y eso hace difícil la tarea de poner a este señor Espósito (por el policía involucrado en la muerte de Bulacio) en el lugar donde tendría que estar. Bueno, ya sabemos lo que es la impunidad con respecto a la policía y quizás estos ni siquiera sean los peores tiempos. Mirá lo que te estoy diciendo.

Biografías: SKAY BEILINSON


A los 12, Skay era Eduardo Beilinson. Un niño que llegaba corriendo a su casa desde el colegio y sintonizaba Radio El Espectador, de Montevideo, que se escuchaba perfectamente en La Plata. El programa se llamaba Beatlemanía y pasaba los temas del grupo que marcó el comienzo de la “gran revolución generacional” (Skay dixit). El pequeño Eduardo se enamoró de ese sonido. Estaba terminando la escuela primaria y años antes había aprendido algunas zambas en la guitarra. Pero cuando descubrió los tres acordes de “Twist & Shout” armó un grupo, The Longfellows, con un repertorio basado en los Fab 4 y los Byrds.
El alumno Beilinson se apasionaba con la música y no era afecto a la lectura. Sin embargo, durante el secundario nunca se llevó una materia. Había construido su primera guitarra eléctrica (“el cable que no tenía plug y era una rosca (risas); los que sepan de guitarras sabrán de que hablo”, dice). No era de jugar al fútbol, ni hacía ningún otro deporte. Prefería ratearse del Liceo Víctor Mercante a jugar al billar en tugurios llenos de humo. Algo sabía sobre la explosión del hippismo en el mundo. Pero ni siquiera sospechaba el rumbo que iba a tomar su vida.

En 1967, yendo a Sudáfrica en barco con sus padres, ganó un concurso tocando la guitarra. El premio era un pasaje a Europa, que un año más tarde se transformó en un viaje iniciático junto a su hermano Guillermo. A fines del 68 llegaron al Barrio Latino de París, y participaron de varias revueltas estudiantiles (resabios del emblemático Mayo francés), hasta que de alli se fueron a Londres ("En realidad de Francia nos deportaron. En una revuelta la policía me metió un palazo en la cabeza. Estuve en cana y después nos echaron. Y bueno, fuimos a Londres". “El Che Guevara estaba en las pancartas, y ser sudamericano era peligroso”, recuerda).
Allí se encontraron con su otro hermano, Daniel. Se maravillaron con la explosión del hippismo y vieron un show de Jimi Hendrix en el Albert Hall.

En Londres, Skay recibió un llamado de sus padres, preocupados por el nuevo rumbo que había tomado la vida del joven Eduardo. Negoció, entonces, su regreso a la Argentina. Trajo un amplificador Marshall, una guitarra Grestch, un wah wah y un distorsionador. Volvió a La Plata cargado de discos de Hendrix, Cream, Pink Floyd y Vanilla Fudge. Su concepción del mundo y de la vida ya era diferente. Dejó el colegio, abandonó- para siempre- la seguridad burguesa y la contención de su familia de clase media acomodada y partió a la aventura. Conoció a Poli y, junto a ella, su hermano Guillermo y una comunidad ambulante de delirantes inició un periplo que lo llevó a vivir en: a) un terreno baldío en la ciudad de las diagonales; b) un campo en Pihué, donde intentó vivir de la caza con arco y flecha; c) una casita en Tolosa; d) la selva salteña, y e) San Rafael, Mendoza. Además, se hizo amigo de los miembros de la Cofradía de
la Flor Solar, un grupo hippie de La Plata que contaba entre sus miembros al maestro Rocambole-responsable de la imagen gráfica de Los Redondos y, también, del nuevo proyecto de Skay-y músicos como Kubero Díaz, Morcy Requena y Manija Paz. Formó el grupo Diplodocum Red & Brown (llegó a grabar un simple en 1970) y visitó, en ocasionales paseos por Buenos Aires, el Instituto Di Tella.

Skay Beilinson se cruzó con Carmen "Poli" Castro en 1969 (5 de noviembre de 1969) luego de un concierto conjunto que dieron Diplodocum y La Cofradía de la Flor Solar en el Opera de La Plata. Integraban la poderosa vanguardia hippie platense. Skay ya tenía cierta experiencia política-lisérgica por sus experiencias por Europa. Poli era estudiante de teatro y aquel día del 69 estaba haciendo la obra "300 millones", de Roberto Arlt.
A él todavía nadie le decía Skay: (lo bautizaría poco después, cuenta la leyenda, Marta Minujín en el Instituto Di Tella: "tenes los ojos azules como el cielo" dijo). Ella tampoco era "La Negra Poli".

"Yo tenía la cabeza en llamas -dice Skay-. Volví de Europa con un amplificador Marshall, un pedal de distorsión y uno de wah-wah. Después de Diplodocum me acerqué a La Cofradía, donde llegué a grabar. También formé un trío acústico con Morci Requena y Kubero Díaz. Eramos hippies, vivíamos en comunidad, creíamos en una nueva vida y en un nuevo hombre. Cuando conocí a Poli todo me cerró aún más." Agrega Poli: "Nos fuimos a vivir en comunidad a la Isla Paulina, cerca de Berisso. También estuvimos en Sierra de la Ventana, en Tolosa... Por 1974, 1975 aparece el Indio con Guillermo, el hermano de Skay."

Ese fue el germen de los Redonditos. Skay y el Indio empezaron a componer canciones como Mariposa Pontiac y Un tal Brigitte Bardot. Políticamente la Argentina se estaba oscureciendo: algunos integrantes de las diferentes comunidades hippies o de círculos intelectuales empiezan a ser perseguidos. En 1976 hay allanamientos y desaparecidos. Hay una diáspora y un concierto mítico en la ciudad de Salta. Nacen los Redonditos con un aura misteriosa. Mucho antes de convertirse en la banda de rock más grande de la Argentina, el grupo buscó exorcizar los dolores de la dictadura con performances subterráneas donde se mezclaban estéticas de cabaret, vodevil, rock, teatro y plástica.

LO DIJO SKAY

Todos esos años le dejaron a Skay una infinidad de historias, anécdotas y experiencias increíbles. Dice que prefiere expresarlas a través de la música. Pero contó muchas.

¿Qué recordás del recital de Jimi Hendrix?

-La gente bailando sola, como en trance, sobre las butacas. Algo inédito para la época. Hendrix era un ser absolutamente salvaje, que hacía música con un acople. Era la libertad hecha música. Y me mostró una característica fundamental del rock: la gestualidad. Pero Hendrix, si bien marcó un quiebre en la música, era un exponente más de esa cultura que expresaba lo que todos queríamos expresar y que se vivía en la calle todo el tiempo.

¿Qué pasaba en la calle?

-Podías encontrarte con gente que venía viajando de la India y se ponía a contarle sus historias a alguien que llegaba desde Holanda. Tocaban la guitarra y se ponían a bailar. En una casa tomada funcionaba el Art´s Lab, donde convivían un gurú hindú con un mimo capaz de interpretar universos psicológicos y espirituales. En esa época, la droga era un medio de compartir un momento. Servía para atrevernos a entrar en otra dimensión. No había problemas con la policía al respecto: podía fumar en la calle y nadie se daba cuenta de que era marihuana.

¿Cómo era la relación con los eventuales vecinos del terreno baldío en el que vivias?

-Muy buena, porque no hacíamos cagadas. El verdulero, por ejemplo, en vez de tirar la mercadería que le sobraba, nos la daba a nosotros. Y Poli, maestra absoluta de la administración, hacía comida para todos. El drama era la policía. Porque no sabían si éramos guerrilleros o qué. Cuando hacían allanamientos, no sabían si buscar falopa o buscar armas.

¿Qué se tocaba en los fogones?

-A mí me gustaba afinar la guitarra en un acorde y hacer una especie de ragas hindúes. Eran zapadas interminables donde cantábamos todos. Eran juegos musicales; con el tiempo terminamos llamándolos folklore universal. No era rock. Era, simplemente, jugar con la música.

¿Militaban en política?

-No. Muchos amigos nuestros sí. Tenía afinidad con ellos, pero los veía muy rígidos. Yo pertenecía a una banda de hippies que proponía una revolución posible: atreverse a despojarse de lo que es la propiedad privada. Ese es un acto revolucionario. Parece fácil, pero hay que hacerlo.

Skay lo hizo. Su bagaje consistía, por entonces, en su mochila con uno o dos pantalones, algunas remeras y una bolsita con amuletos, caracoles y piedritas. Y la guitarra, infaltable. De ese modo comprobó que es verdad el dicho “no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”. Y lo aplicó a su vida. Y a la música.
Luego de irse de su casa, Skay cortó el contacto con sus padres durante unos siete años. Su situación era un reflejo de una lucha generacional. Con el tiempo, sin embargo, recompuso la relación que ahora, dice, es maravillosa: “Los descubrí como personas. No tengo el rol de hijo, ni ellos el de padres. Nos volvimos más comprensivos”.

¿Escuchan tus discos?

-Yo se los he ido regalando. A veces, cuando me dicen que les gustan, yo mucho no les creo (se ríe). Ellos disfrutan más del jazz o de la música clásica. Pero, en fin, supongo que son esas cosas que le dice un padre a su hijo.

“Gran parte de los compañeros de aquellas experiencias terminaron siendo los primeros Redondos. Para mí, Los Redondos no arrancan en el momento de conocerlo al Indio, sino que son una consecuencia de toda esa experiencia previa, que venía de la autogestión”, dice Skay.

La historia cuenta que Carlos Solari, Guillermo Beilinson, Skay y una banda de forajidos comenzaron a hacer canciones para musicalizar un film en súper 8. En esos primeros ensayos, Skay era el director musical, pero los arreglos eran lo de menos: “El Indio me había dado un silbato, para poner un poco de orden en los cortes y en los solos” (se ríe).
Fue en Salta, en 1977, cuando los músicos de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota tocaron por primera vez con ese nombre. De esas épocas, Skay recuerda que la música era un acto catártico: "Morían muchos amigos y conocidos alrededor, y nuestras vidas no estaban aseguradas. Entonces decíamos: Nos encontramos hoy, vamos a festejar hoy. Cada seis meses Poli buscaba un lugar y yo armaba la banda. Nos juntábamos para saber que estábamos vivos. Eran momentos intensos y muy divertidos. Después de esa época siniestra, empezamos a tocar más seguido y entró un dinero que nos permitió grabar. Ahí vimos que era un camino posible”.

La lista de músicos que tocaron convocados por el espíritu de Patricio Rey resulta casi inabarcable. La historia redonda, también. -"Con el Indio, seguramente, nos vamos a volver a encontrar. En principio, como personas. Porque nunca tuvimos notorias diferencias musicales"- dice Skay.

En noviembre de 2001, Los Redondos se tomaron "un año sabático" y fue entonces cuando Skay decidió atravesar el Mar de los Sargazos. Odisea que encaró, básicamente, a remo (la tan mentada tracción a sangre).

martes, 16 de octubre de 2007

Pilsen Rock 5


Como no podía ser de otra manera... Aca se postea la fiesta del Rock Nacional... Allá en Durazno, la Capital del Rock, 150mil almas detonaron en un verdadero hervidero de Sexo, Drogas y Rocanrol...

Con ustedes: El Pilsen Rox!




Un festival de rock local no puede dejar de lado a La Vela Puerca, No Te Va Gustar, La Trampa, El Cuarteto de Nos y La Triple Nelson. Estas bandas vieron de lejos la quinta edición del Pilsen Rock, lo que hizo que la fiesta más importante del rock uruguayo estuviera tan marcada por las ausencias como por las presencias.

La convocatoria no se vio afectada: nuevamente fueron cerca de 100 mil personas las que llegaron hasta Durazno, localidad en el centro del territorio uruguayo donde habitualmente viven 50 mil almas. El rock ya funciona casi como excusa y el fenómeno social está por encima de cualquier grilla, porque en Uruguay no existen dos días mejores en el año para encontrar sexo, drogas y rock and roll que los que propone el festival.

Fueron 22 bandas distribuidas en dos escenarios, y en dos jornadas bien diferentes: una gobernada por la resaca de barro que dejó la lluvia y otra por un sol radiante y feliz. Diez de esos grupos debutaban en Durazno, lo que generó en todos ellos la intensa emoción de subir a escena como si fuera el último show de sus vidas. Es que la vidriera es inmejorable, y está bueno que el festival tenga espacio para disparar nuevos talentos. Entre los que dejaron de ser "vírgenes" de Pilsen Rock destacó la desfachatez escénica de Vieja Historia, la valentía de Sinatras para demostrar que hay vida más allá del punk-rock y el zarpazo guitarrero de Guatusi.

Entre los ya conocidos en Durazno la mayoría cumplió, sin brillar y sin apostar a la sorpresa. Trotsky Vengarán y Buitres comprobaron que son bandas festivaleras y que tienen el don para hacer vibrar a la masa, pero sin novedades: fue más de lo mismo. La excepción fue Buenos Muchachos, generando su propio micro clima, aislados del territorio ya conocido y buscando nuevas emociones en la voz ronca de Pedro Dalton.

Los visitantes argentinos dejaron un sabor agridulce. Bersuit se amparó en clásicos como "Yo tomo" y "Se viene" para provocar un verdadero estallido. Los aplausos se fueron apagando cuando el Pelado Cordera se despachó con empalagosos elogios para la música uruguaya, y más tarde se transformaron en silbidos cuando politizó la fiesta hablando del conflicto de las papeleras. El reproche del público no nació de la oposición al discurso, sino de su falta de tacto para meter en aquel clima distendido un tema que uruguayos y argentinos lo tenemos hasta en la sopa.

La luz llegó el domingo, con Catupecu Machu, pura magia y altas dosis de un veneno encantador. La banda de Fernando Ruiz Díaz se ubicó a varios kilometros de distancia de los otros 21 participantes, por una exploración sonora que no manejó límites y por una contundencia escénica envidiable. El vocalista se dejó llevar por la emoción del paisaje humano y se quebró cuando una fan le mostró la foto de su hermano; Ruiz Díaz subió a escena el retrato, le dio un beso y aclaró: "No te preocupes, Gaby está acá con nosotros, como todas las veces que vinimos a Uruguay". Más tarde, Catupecu hizo su propia catarsis con "Viaje del miedo" ("Hace un año y pico empezó otra parte del viaje de esta banda, la del miedo", aseguró el vocalista). La coronación del show la dio una versión distorsionada de "Hablando a tu corazón", que el propio Charly García hubiera aplaudido.

El Pilsen Rock fue más que nunca de la gente y por la gente. El festival extrañó a ciertos pilares imprescindibles y la alerta quedó instalada: es peligroso descansar en la fidelidad incondicional del público.



FUENTE: ROLLING STONE ARGENTINA



iNCIDENTES:

Uno de esos puntos a los que se refiere Vidalín estuvo dado por los desmanes. En este sentido, el propio Vidalín advirtió que si reconoce alguna cara en las filmaciones, él mismo hará las denuncias penales.

“Lo que lamentamos profundamente son los desmanes de este pequeño grupo de inadaptados, muchos de ellos con antecedente policiales, de acuerdo a lo que hemos visto, y además como tenemos filmaciones, si detectamos la cara de alguno de ellos y sea conocida, este intendente va a realizar las denuncias penales y judiciales correspondientes”, enfatizó Vidalín.

Los incidentes ocurrieron cuando un grupo de personas intentó ingresar al predio sin pagar y tuvo que intervenir la Policía.

Otro de los aspectos que no se pudo cumplir satisfactoriamente fue el de los baños, lamentó el jefe comunal. “Hay que realizarse primero que nada un tirón de orejas personal. Volvimos a fallar nuevamente en el tema de los servicios higiénicos. Es la que habíamos preparado más baterías de baños en el camping y también en el Parque de la Hispanidad. Al estar bajo agua el camping indudablemente las medidas alternativas no alcanzaron para contemplar todo lo que nuestros ilustres visitantes necesitaban”, indicó Vidalín.

De todas formas, desde el punto de vista artístico y económico, la evaluación es muy buena, remarcó el intendente.

Respecto al impacto en cifras que la fiesta tiene para Durazno, Vidalín dijo que, según sus cálculos, el año pasado quedaron unos dos millones de dólares en el departamento y auguró que este año “va a quedar una cifra aún superior”.

“Es una evaluación altamente positiva desde el punto de vista artístico. Hemos visto excelentes bandas uruguayas con un muy buen nivel. Tenemos que estar orgullos de nuestros artistas. No hace falta traer artistas más allá de nuestras fronteras porque los nuestros son los profetas auténticos. No son profetas de pie de barro. Y en lo económico, a Durazno le ha ido muy bien. Aquellos que han tenido anhelos y deseos de trabajar han podido juntar unos buenos pesitos para poder ayudar a la economía familiar”, comentó Vidalín.

Finalmente, en la tarde de este lunes, Durazno vivía la etapa de “éxodo”. Los últimos visitantes se retiraban y los locatarios, seguramente aliviados, se preparaban para volver a la normalidad. Por lo menos así lo deseó Vidalín: “Esperemos que por la tarde estemos los habituales habitantes de nuestra ciudad. Ya hemos compartido cordialidad, amabilidad y amistad. Ahora es tiempo de trabajo. Mañana todos tenemos que estar con nuestra familia y en nuestro trabajo con las baterías cargadas por esta gran fiesta de la cual hemos disfrutado todos”, finalizó Vidalín.

En tanto, para Policía Caminera el trabajo todavía no termina. Fernando Rolando informó que siguen monitoreando el regreso porque muchos vuelven a Montevideo a pie y eso constituye un factor de riesgo importante.

“Se está aún manteniendo este operativo en razón de que muchas personas, las últimas que quedaban allí, han comenzado a desplazarse hacia Montevideo y otras partes del país, pero especialmente hacia Montevideo. Algunas transformadas por vehículos pesados y otras vienen caminando. O sea que en función de eso y que el riesgo es muy importante, Caminera continúa monitoreando y controlando eso”, explicó Rolando.

En virtud del fin de semana largo, Caminera esperaba para esta hora la mayor afluencia de tránsito hacia la capital. Para eso, el operativo retorno está desplegado desde las 16.30 horas, informaron.



FUENTE: ELESPECTADOR.COM


DEFINICIÓN DEL PILSEN ROCK



LA REPUBLICA aprovechó la oportunidad de estar entre los jóvenes y les preguntó un posible título para el artículo de hoy.

Manuel sintetizó la definición con la palabra "cultura", y aunque le explicamos que era muy corta para un título, se mantuvo firme en la decisión. Alejandro, de la misma barra de amigos, dijo: "¿Puedo decir una cosa?".

Luego de un largo silencio, preguntó: "¿Te dije algo?". La respuesta general fue: "No, no escuchamos nada", a lo que agregó: "Por eso, porque es nada y lo es todo.

Es indefinible".

Francisco explicó que el festival "es un gran entrevero de gente, donde no nos conocemos ninguno y nos conocemos todos". A su comentario María reflexionó en tono irónico: "¡Entonces es como en la casa de Gran Hermano: se conocen, están todos juntos y terminan siendo amigos!".

Sebastián hizo una reflexión más seria que sin duda no sirve para título, pero sí para tener en cuenta: "Es una movida que tendría que salir del pueblo de Durazno, no de una empresa".

Leo, por otra parte, fue un poco más irónico y detalló: "El año que viene va a estar todo el mundo en bolas y no va haber cumbia para nada. Van a venir los Redondos, va a venir Hereford, la Laribe con K, Gerardo Nieto y van agitar". Luego explicó por qué agregó grupos de cumbia en la nómina: "En realidad toda esta gente quiere escuchar cumbia, pero no se animan a decirlo".

Martín fue concreto y, dado el entorno, bastante acertado: "Relajo con orden". Aunque siempre algún incidente ocurre. Es inevitable que pase eso en un lugar donde hay cerca de 100.000 personas.

A Analía le costó un poco más armar la respuesta. Luego de pensar unos minutos dijo: "Esto es una locura, no sé... un montón de sensaciones". Silvana también se tomó unos minutos para pensar el título, y la espera valió la pena, porque fue el que finalmente elegimos: la libertad de la juventud.

Federico sugirió "Es la fiesta de la bajada". Y seguidamente explicó qué era "la bajada": "Es el momento en que termina el año y estás para esto. Aunque es una desgracia, porque estamos llenos de exámenes, pero en realidad ya está. Fijate que recién vi volar una mariposa; el fin de año está en el aire". *



FUENTE: LAREPUBLICA.COM







VIVA EL ROCANROOOOOOLLLLL